jueves, 15 de febrero de 2007

Lobo estepario

foto creación familiar.








Ya no era un niño y eso de ser padre alteraba mis proyectos, como si de golpe la naturaleza se hubiese empeñado en cargarme de responsabilidad, en hacerme adulto a la primera de cambio. Yo iba contra natura. Era un lobo estepario que admiraba su soledad, esa soledad que me dotaba de una libertad infinita para hacer y deshacer a mi antojo, pero la vida tenía otros proyectos para mí.

Joaquín Rodrigo rebullía en el aire con su Fantasía para un gentilhombre y en la mesa que hay a la izquierda de la cama, bajo la ventana, la carta aparecía desplegada como un barbecho blanco con rastrojos entintados. TE QUIERO decía, YO TE QUIERO volví a leer en letras grandes como si aquellas palabras tan manidas en la historia de la humanidad se hubieran inventado para mí.

Releí una y otra vez el texto pretendiendo ver sus manos blancas, el cabello ensortijado tapándole los ojos y esa angustia de la duda que sella la distancia. Era orgullosa, valiente, las hipocresías y dobleces no iba con ella, hasta el punto de que a veces, su sinceridad me resultaba dañina, perversa. Pero esa vez no se atrevió a abrir la boca, esa vez necesitó cinco meses de silencio telefónico para llenarse de valor y escribirme una carta, me decía que no son cosas para hablarlas por teléfono y que prefería esperar mi respuesta sin notar mi voz sobresaltada en sus oídos. ¿Yo la quería o aún no estaba enamorado del todo? Quiero pensar que sí.
Le anuncié mi llegada para la semana siguiente de haber recibido su carta. Pediría unos días de permiso en el trabajo, sin saber, qué ella me ocultó que estaba a punto de dar a luz.

Ahora comprendo sus enfados, su seriedad, y esa atmósfera melancólica, hace cinco meses, a la hora de despedirnos. Su silencio fue necesario. Era de éstas mujeres que no quieren compasión ni clemencia. Ella necesitaba ser deseada, querida, aceptada…

Pero la vida nos jugo la peor de las pasadas, a mí me hizo adulto a la primera de cambio, aceptando la responsabilidad de ser padre (de la que hoy me siento infinitamente orgulloso), en cambio a ella, qué impaciente adelantó el encuentro, la mató en la carretera mientras venía a visitarme.



Relato pertenecinte a mi libro "El cuerno del Unicornio"
blog-feed.g?blogID=20080040

© Copyright.2005-2007 Inma Valdivia. Todos los derechos reservados.
blog-feed.g?blogID=20080040

8 comentarios:

INMA VALDIVIA dijo...

¿Jo! no se que tienen con este blóg que siempre que deshabilito la moderación de comentarios, algun bastardo de la industria del sexo se encarga de dejar mensajes de lo más violento, y yo me pregunto ¿tanta pupa les ha hecho http://inmavaldivia.blogspot.com/2005/12/legalizacin-de-la-prostitucin.html?
Hoy he tenido que republicar El Lobo estepario, que fue entrada inicialmente del 02/06/2006.
Intentaré salvar los mensajes que en su día dejaron los lectores, tarea que no se si lograré.

¿Censura?, ¿Acaso es censura no permitir que te den comida a la fueraza? ¿podría considerarse censura que alguien llame a tu puerta y no le dejes pasar porque no te gusta lo que te ofrece?

Así qué, despues de un día de deshabilitación de comentarios, me veo forzada a habilitarlos.

Primaveritis dijo...

para crearte las categorías:
tienes que ir a la página de delicious:
http://del.icio.us/

allí te registras y de importas los botones de ayuda "post to delicious" y "my delicious" y le haces caso en todo hasta que lo tengas en los links de tu barra de herramientas

Para colgar las categorías editas los comments y cuando los veas en pantalla le das a tu botoncito de post to.... y le asignas una categoría (o post)

Para que te salgan en tu blog tienes que modificar un poco el http, igual que hiciste para crear los vínculos, y pones como vínculo tu página de delicious.

Inténtalo, no se si me he explicado muy bien porque hace mucho que lo hice.

Muy bueno tu blog.
sábado, junio 03, 2006

INMA VALDIVIA dijo...

Primaveritis, seguiré al pié de la letra los pasos y, a ver qué pasa.
Ya te contaré.

Gracias por la visita.
sábado, junio 03, 2006

narbona dijo...

Dices: "...pensando que esas letras merecían la pena leerlas como es debido. Y hoy, hoy me he servido un té con hierbabuena, me he sentado con calma, y lo he leido..." Si esto no es poesía para mi alma, que venga Dios y o vea. G R A C I A S, Inma. Me abrumas...gratificándome.

Un gran saludo, también para tí.

INMA VALDIVIA dijo...

narbona...
¡vaya! he descubierto una nueva forma de poesía, escribir lo que hago.
Saludos.

byrongio dijo...

Almenos el padre fue fiel a sus sentimientos y aceptó el cambio de la vida haciendose cargo no de sus obligaciones sino de la sangre de su sangre que es algo que al parecer no es tan comun en estas sociedades donde las juventudes reclaman el derecho al aborto o la pildora del día después olvidandose que el problema no esta en el medio sino dentro de nuestros actos y nuestros corazones.

Sobre la censura mal Inma muy mal je,je la verdad si se trata de algun desadaptado que anda molestando directamente a tu persona un buen remedio es la actual habilitación de comentarios, pero si se trata de propaganda "SPAM" introducida al blog por robots lo mejor que puedes hacer es habilitar la moderación mediante el uso de re escribir palabras de seguridad, esa opción la encuntras en el administardor de comentarios.

Abrazo Inma

INMA VALDIVIA dijo...

Don Byrongio...je,je

Mis rudimentarios conocimientos de informatica me hacen descalabrarme la cabeza hasta que consigo resultados. De todos modos desde que publique en este blog (Etiqueta Lengua de serpiente) Legalización de la prostutución- La prostituta de la Ley o ¿La ley prostituida?, se ve que les duele, dejando esclusivamente en los comentarios direcciones determinadas, qué después no sé como quitar sin estar habilitada la moderación de comentarios.
Saludos, y gracias.

byrongio dijo...

Hay una moda o qué en el ciberespacio de llamarme "Don" byrongio? ya me siento como el Padrino I , II y III je,je

"Te haré una propuesta uqe no podrás rechazar"
:)