viernes, 3 de agosto de 2007

Julio 2007, vacaciones




foto creación familiar





Entre Sintra y Cascai: Boca del infierno.
Dicen que cuando hay temporal aquí se oye el demonio.

Acantilados impresionantes esculpidos por las aguas… Cuevas… Recovecos como esponjas, porosidad; majestuosas galerías bajo moles pedregosas encuentran y desencuentran el mar azul-intenso (negruzco), en espumas blancas y oleajes desatinados.

Gaviotas bordean la roca.

A lo lejos: veleros; a los pies: hombres (caña en mano) pleitean contra el reloj, pero a nuestras espaladas:

“Antonio de Silva (1963) aquí entrego su vida intentando salvar otra qué el mar arrebató

placa in memoria (seguro familiar) recordándonos el arrojo del hombre, y el rigor del mar.

Julio pasa de puntillas y mis días de asueto cabalgaban implacable, entre tanto, los mensajes amigos llegaban a mi buzón, cripta que hoy abro bajo el recio sol de agosto diciéndote “ya he vuelto”.

En el salón: las maletas; en el pecho: el recuerdo, en la cocina: fogones, y en la casa: ¡ejem!... en la casa… ¡DESORDEN!

Pero como el faro del centro del estuario donde se dan la mano El Tajo y el Atlántico, de la misma forma a julio Chipionero y Lisboeta lo estoy trabando al océano del presente.



© Copyright.2005-2007 Inma Valdivia. Todos los derechos reservados.
blog-feed.g?blogID=20080040

4 comentarios:

narbona dijo...

Cumplido ese ritual que aconseja visitar una vez al año un lugar donde nunca estuvimos antes...? Un saludo Inma. Te leo.

INMA VALDIVIA dijo...

narbona...
cumplido el ritual,como buena chica, y ahora?... a trabajar.
Seguimos leyéndonos.

MEF. dijo...

Cumpliendo como una admiradora y seria de tu blog,lo voy lenyendo poco a poco,las entradas publicadas a partir de que di con tu blog ya es un ritual estar pendiente,una maravilla seguir descubriendo tu blog.Un abrazo Americ.

INMA VALDIVIA dijo...

Gracias Mef... me ruborizas. Es agradable tener lectores fieles y más agradable cuando a esos lectores les vas tomando cariño pasando a ser algo más, un soplo, una intuición una inspiración y admiración compartida por inquietudes profundas y admiración por las artes. A tí mef, ya no te ofrezco teé cuando vengas, simplemente pasa y sirvete a gusto de la tetera.
Muchos besos amiga.