martes, 27 de junio de 2006

VI certamen literario Villa de Marchena "Memorial Rosario Martín". Entrega de premios

foto creación familiar

- ¡Díga!
- Llamo para hablar con ¿Inmaculada Valdivia? ¿Está ella?
- Si, dígame.
- ¿Es usted?
- Dígame, yo soy
- ¡La felicito! Soy José Carmona, presidente del certamen literario Memorial Rosario Martín y se le…
(Ya el corazón me brinca dislocado) del otro lado del aparato siguen diciendo:
- … ha otorgado el primer premio de relato corto por la obra: Gloria Torres “la Ventolera” y el segundo…
(La mente se nubla y quedo sorda, eso era demasiado)
- de poesías por la obra: Ni se te ocurra.

Más o menos fue así solo que la secretaria del certamen, Mercedes López Bravos, fue quien encantadoramente me hechizó la vista y los oídos dos horas antes, dándome la noticia en un momento que, por circunstancias familiares, impidieron atenderla como se merecía y a mí disfrutar del momento.

23 de Junio, viernes. Nueve de la tarde. Salón de Actos I.E.S Isidro de Arcenegui y Carmona. Entrega de premios.

--XXX-- Aquí
--XXX-- debería ir
--XXX-- una foto mía.

Mua. Mua. Besos, más besos. Felicitaciones. Nervios. La adrenalina subiendo como una borrachera… Pero tu aferrada a la tierra sin dejarte llevar. Aunque los ojos te echen chiribitas… El novio de mi hija descargará en el ordenador las fotos. Pondré una en el blog. Allí, al fondo, en el asiento de la izquierda junto al pasillo, sonríe mi marido no se si por mis nervios o por su función de corrector ortográfico… ¡Maldición!, el novio de mi hija aún está de exámenes… Seguro que las fotos se quedan sin descargar por el momento.

¿Por qué no abandonarse? Por qué no dejarme llevar y vivir el instante mecida en la bruma embriagadora del éxito y brindar, brindar por los trabajos pasados y futuros, por la constancia, por las horas de cuadernos, por las tintas acabadas y los folios emborronados; ilusiones (momentáneamente) coronadas, reconocidas… Y es que sabes que eso no es nada, que eso no quiere decir nada, que un premio literario no solo depende de tu trabajo sino del azar que galopa entre el jurado como una estela de pavesas encantándolos.

Agradecimientos, nervios de nuevo, palabras… y ese convencimiento escondido de que ya… ya saboreas un instante caduco, donde lo que importa es mirar al frente, trabajar otros proyectos (continuando los que tengo entre manos) anotar, estudiar… porque eres consciente qué un relato tan pequeño no te demuestra si eres escritora, pero de lo que estaba firmemente segura es que, a las puertas del mes de Julio, esos pocos euros quedaban destinados para ayudarme al viajito de estas vacaciones.


blog-feed.g?blogID=20080040

3 comentarios:

byrongio dijo...

Toc, toc

Estaba leyendo sus intereses: "Causas perdidas" que puedo decir mas que "Puedo unirme a este club POR FAVOR¡¡" ;)

Leyendo su blog = leyendo su vida

Bienvenida a mi vecindario y por ende bienvenida a mi vida¡

Un afectuoso saludo
byrongio

byrongio dijo...

Hey, felicitaciones de todo corazón, creo siegamente que los escritos de las personas son como nuestros hijos, y así como cuando a los hijos les ponen desde una estrellita en la frente por buenas notas hasta cuando se graduan, pues el orgullo y la felicidad que nos embarga es digna de dejarnos llevar¡

Felicitaciones

Yop

Hiscariotte dijo...

Leí el fragmento de la Carta a Felipe, y déjame decirte que me gustó mucho. Ya me daré tiempo de ir leyendo el resto de historias.

Gracias por tu visita y tus palabras, y felicitaciones por tu premio.