jueves, 3 de agosto de 2006

Matanza en Qana a la vuelta de las vacaciones

foto de internet









Bajo la danza de tres cometas, la silla de ruedas permanece en la arena, el agua se quiebra en espumas blancas que atropellan la orilla y ya dentro del agua, ella cimbrea sus brazos mientras las piernas son llevadas y traídas al ritmo de las aguas. No tiene miedo. Frente a ella: la certeza, la confianza, el abandono ensombrecido por sus armas de mujer limitada. Contempló el rostro vigoroso que la llamaba:

- ¡Celsa! ¡Celsa! Te quiero Celsa.

La voz del mar retumbaba a sus espaldas, las arenas se vaciaron de sombrillas, toallas, amacas… y la silla quedó solitaria cuando el sol teñía de rojo las aguas.

Él la sacó del agua entre besos y risas, y en brazos como a una novia la tendió en la arena, acercó la silla de ruedas, se colocó frente a la joven levantándola por la cintura (porque el amor es más fuerte que todos los mares) y ella se dobló como un libro hasta que el joven la dejó caer en el asiento.
Recuerdo que algún perro saltaba por la orilla mientras nosotros observábamos el rito de sus cuerpos.

Hoy, a la vuelta de las vacaciones, sólo queda el misterio: ¿Quiénes eran? ¿Cómo se conocieron?.

Ya invadida por el sol y la rutina descubro en mis e-mail la nueva dirección de Yorsh, comentarios de byrongio, la encantadora sorpresa de Juanma y Anna (editorial Premura) con su dossier de “Como crear personajes memorables”, la nota díscola de Edgardo en mi post del 22 de diciembre del 2005 " Legalización de la Prostitución", (que contestaré cuando ponga en orden un poco la casa y el trabajo) y en la prensa descubro la entristecida matanza de Qana. Y es que, las vacaciones del ejercito israelí son muertes, horrendas muertes de civiles y niños, escupitinajos furioso mientras que en la comunidad internacional seguimos indiferente.

¿Quién arma a Israel? ¿Quién alienta su furia?: Los niños. Los niños que poseen los tanques, los bombarderos, la artillería pesada, las bombas... los niños?
Los niños que, todos los tanques de la tierra no son capaz de frenarlos.

- ¡Matemos los niños! –dijeron- Son el futuro. ¡Matemos los niños! Ellos fabrican las armas, las venden, las disparan, porque son tan inteligentes, que el entramados diabólicos de ningún señor de la guerra alcanza la crueldad de éstos niños.

Y como en un rito furioso y placentero, el ejército de Goliat avanza contra los civiles del Líbano con un pisar profundo y terrorífico.

blog-feed.g?blogID=20080040

2 comentarios:

byrongio dijo...

Bienvenida de vuelta a casa¡ mire que hay mucho que arreglar¡ en estos dificiles tiempo debemos tener ganas de arreglar el desaliento y la importencia por hoy no son opción¡
Saludos

cheqa dijo...

para eso estamos...para darnos cuenta y actuar con optimismo...que trabajo hay! el desempleo ya no existe porque ahora tenemos todos una responsabilidad social con la humanidad!