viernes, 3 de noviembre de 2006

APOSTANDO POR LA VIDA

foto de un cartel

Con amor a... y a...



Se sintió desbordado por la traba de acontecimientos que le llegaban sin tiempo de digerirlos, uno tras otro, como un mal de ojos o una maldición dispuesta a tambalear los pilares que sustentaban el control de su vida. Ni un día, quizás horas hicieron falta para que otra situación penosa le superase, y al igual que los cachorros se amilanan ante la furia de los golpes, el hombre sintió que la vida o el destino le hundía en la más áspera pesadilla. Intentó pensar, pero sus manos grandes dibujaban gestos de impotencia y el aire se tornaba de un gris aciago y doloroso que pasó a ocupar el pozo de la tortura, una tortura ponzoñosa que le desborda porque él, arrebatadoramente tierno y razonable, había perdido todo atisbo de cordura ante los malos tratos sufridos por hija.
Aquella noche no hubo principio ni fin, si no qué, al igual que muchos pocos hacen un mucho, el hombre interiorizó su mirada, plegó el corazón, apretó los dientes, y como buen matemático calculó y descalculó emprendiendo aquellas cuentas tan duras de su existencia. Nadie supo como fue ni con qué cuchillo se amputó para dejar paso al aplomo frío y maquiavélico de todo los anticristos juntos, porque ella, su hija, poseída por el síndrome de estocolmo, disculpaba y justificaba la actitud de su pareja alegando enfermedad o esquizofrenia.
Y al igual que la mentira amontonada esconde las puertas de la luz invadiendo de oscuridad hasta el último rincón de la carne, él, carcomido de furia e indignado se dispuso a salvarla transfigurado en el más ingenuo de los seres, preguntó y preguntó a su hija, y ésta, al expresa por su boca las broncas, los insultos, las palizas padecidas… tomó conciencia, y temerosa, descubrió que se sumaba a su padre apostando por la vida.

© Copyright. 2005-2006. Inma Valdivia. Todos los derechos reservados.
blog-feed.g?blogID=20080040

5 comentarios:

byrongio dijo...

Será que el amor puede incluso disfrazar las realidades? realmente es un hecho que sucede a diario lamentablemente

Saludos Inma

Seoman dijo...

La foto ya hace que uno se enternezca. Maravilloso

Anónimo dijo...

kerida inma (o mami, como siempre te ha llamado):
hoy me decido a escribir akí,guardándote una oncita de xokolate con un roskito pa x las mañanas y una hojita de hierba buena pa x las tardes con el té en el fondo de esta bata de colores q compartimos, jijijiji.
Como siempre, piensa, cree, sueña y atrévete...!

PD: gracias x esa carta de kumpleaños q mi korazón relee desde q hicísteis q latiera en tu vientre.

INMA VALDIVIA dijo...

tengo costumbre de dejar que los demás digan su últia palabra en este blog, que viertan sus opiniones sin nada que objetarle, luego, paso a visitar sus blog sintiendome libre y acogida de opinar en ellos, pero hoy, hoy tengo que conversar con el comentarista anónimo que tanto me conoce y que sus letras retumban, retumban en mi corazón con el garbo de unos tacones y eco de unos rizos caoba adornados de la mejopr sonrisa.
Gracias, mil gracias doy a las estrellas, la tierra, el agua,la naturaleza entera por devolverte a nosotros apostando por la vida.

INMA VALDIVIA dijo...

saemon...
Quiero aprovechar para informarte que me ha sido imposible entrar en tu página (supongo que la tienes)aprovecho para informate que que aquí puedes (siquieres) dejar los datos para poder visitarte. Datos que no haré publico en la página de comentarios.
Saludos.