martes, 26 de septiembre de 2006

Unicornios en Osuna

Mi hermano Francisco Valdivia(3)

Todas las fotos de creación familiar






Hubo un tiempo que la las aguas bañaban esta tierra. Océanos latentes de branquias y escamas que danzaban acordes al ritmo de lunas y mareas.

Gigantescas moles de caparazones calcificados se fueron depositando en éste lado para que un día, cuando las aguas replegadas dejasen al descubierto la arena ocre, seca, las almas de Unicornios que vagaban trasmutadas (desde Adan y Eva) en Dragones, Sirenas y Pegasos, pudiesen descansar.

Y una noche de luna nueva, cuando alhucema y albahaca perfumaban la brisa y sin más candilejas que el titilar de las estrellas, cientos de Unicornios errantes de Eurasia, Africa, y Confines Siderales, emprendieron una huida guiados por su instinto mágico, hasta llegar al lugar de su descanso. Y allí, se les vieron clavando sus unicuernos en las moles de arenas desapareciendo después ante los ojos humanos.
Fue a la hora justa en que los Osos abrevaban en el lago de la hondonada, situado en lo que hoy es la Plaza del Ayuntamiento de Osuna.

Desde entonces, nadie ha vuelto a ver al Unicornio

Siglos después,los lugareños despedazaron las moles arenosas en bloques de sillerías con las que construyeron edificios y viviendas hasta que dejaron vacías las entrañas de Las Canteras sin hallar nada en su interior.

Algún viejo cuenta, que, en noches de guerras, cuando los hombres y mujeres mueren enfrentados en nombres de la Paz, Religiones, Riquezas, o en pos de la certeza verdadera, se oye un berrido espeluznante allá por La Colegiata y trasponiendo por Las Viñas, como si del mismo Unicornio se tratara.

Y yo los creo, porque fue el mismisio Unicornio quien encomendó un día su cuerno a mi hermano Francisco Valdivia diciendo:

- Este es tu cincel. Con el esculpirás las almas de mis ancestros, pero has de saber: Las cosas no nacen porque sí ni vienen hechas, las cosas, por muy simples que parezcan, parten de orígenes remotos que conforman el presente, y éste, a su vez, es principio del futuro.



© Copyright 2005-2006.Inma Valdivia. Todos los derechos reservados.
blog-feed.g?blogID=20080040

1 comentario:

byrongio dijo...

que bonito escrito Doña Inma, pero no comparto que no se ha vuelto a ver un unicornio, ellos se esconden pero si nos fijamos...